Ángeles sin rostro

Alguna vez vieron la lluvia como a través de un cristal? Son esas tardes grises, en las cuales el cielo pareciera no aguantar tanta emoción contenida, y rompe en llanto, entonces las pequeñas gotas comienzan a extenderse sobre el vidrio de nuestra ventana, como lágrimas de ángeles. Esos que deambulan invisibles por la calle sin lugar donde esconder sus alas; los azotados por el miedo y ocultos detrás de grandes muros; los encerrados por la locura en sus propios cuerpos;los anclados en el tiempo.Aquellos a los cuales el amor apenas los rozó, los que esperan un nombre o una palabra que cambie sus vidas. Son ángeles sin rostro, nadie los ve, porque para ello se necesita abrir los ojos del alma.

A ellos hoy está dedicada la página de mi diario.

Anuncios