"ADOLESCERE"

En los últimos días, hemos sido invadidos a través de los medios de comunicación, de imágenes de adolescentes, con alto grado de violencia.Y nos preguntamos ¿qué debemos hacer frente a tales hechos? Es difícil responder esa pregunta, pero vamos a trata de dilucidar algunas soluciones posibles. Primero recordemos que la adolescencia que vivió uno fue diferente a de los padres,y a de los jóvenes de la nueva generación. Esto no es azaroso, sino que a la adolescencia actual hay que analizarla dentro del contexto social y cultural donde se encuentra inserta, debido a que en parte es producto de este. Lo que intento decir, es que no podemos estudiar a esta etapa de nuestras vidas, aislada del escenario de los fenómenos sociales, porque estos indudablemente la atraviesan. Para ser más explicita, hoy por hoy, la sociedad presenta aspectos impregnados de cierta agresividad, por ende tenemos una adolescencia con características agresivas. Cierto es, que no podemos decir todos los adolescentes son violentos.
Sin bien, no debemos colocarlos en una burbuja, tratemos de no dejarlos solos. Y aquí entra en juego la responsabilidad de los padres de imponer límites claros y precisos, pero no solo eso, sino de algo muy importante, acompañarlos, de brindarles espacios para integrarse a grupos con sus mismas afinidades, preferencias, pero “saludables”.Es decir, que no sean nocivas,los jóvenes pueden realizar actividades grupales, que promuevan su desarrollo personal, que colmen sus inquietudes, y que alimenten su sentido de pertenencia, algo fundamental en este período.
Todo adolescente, necesita sentirse parte de un grupo, para poder identificarse y establecer códigos comunes. La mirada de sus pares cuenta, precisa que el otro lo reconozca como su par. Debemos abrirle ese abanico de identificaciones necesarias, para que no se encierren en grupos aislados, carentes de valores y proyectos. Desviemos esas mismas energías contenidas en la agresividad,en actividades compartidas que propulsen la reflexión, llenen sus expectativas,anhelos futuros,e incentivarlos hacia la practica de deportes.
Tengamos presente que no se transita la adolescencia sin rebeldía ni dolor, es por ello que necesitan los adolescentes que el adulto los acompañe en esta etapa.

Nota: El título de esta entrada es el verbo latino de donde se deriva el término adolescente, que quiere decir “estar creciendo, madurar”. En ocasiones se confunde el verbo “adolecer” con la adolescencia, que no tiene nada que ver con ella, y significa “causar dolencia o dolor”.

Anuncios

2 pensamientos en “"ADOLESCERE"

  1. saul

    El termino o verbo adolecer si tiene mucho k ver con lo k tu escribistes, ya que la adolecencia y/o juventud es una etapa de la vida en la que tenemos muchos defectos,es decir adolecemos de virtudes, las cuales son muy importantes como puntos de reflexion y superacion personal en nuestro vivir diario.

  2. Silvia Galíndez

    Antes que nada bienvenido!, y gracias por tu comentario. Te voy explicar mi última anotación al finalizar el post. Cuando hago referencia que el término “adolecer” que así se iba titular mi entrada, no tiene que ver con la adolescencia, me refiero en términos del lenguaje. Buscando información sobre este verbo, me encuentro que “adolescente” provenía de otro verbo, y que había una confusión y hasta yo misma la tenía.Estoy de acuerdo con vos, en que en esta etapa, hay mucho de “adolecer”, en el sentido, de que no se la transita sin que haya dolor y sufrimiento, porque crecer siempre implica eso. A pesar de todo, muchos de nosotros, que ya hemos pasado por ese período, guardamos en nuestro corazón los mejores recuerdos y amigos.Saludos y gracias por dejar tu huella en este espacio =)

Los comentarios están cerrados.