Vestir el alma

El mundo de hoy, a veces nos sigue sorprendiendo, y es bueno no perder nuestra capacidad para el asombro. Por un lado, la tecnología avanza a pasos agigantados,tales así que los celulares actuales, nos permiten no solo conectarnos a la web, sino además sacar fotografías entre otras miles de funciones; además contamos con la maravillosa herramienta que es Internet, con la cual estamos en contacto con distintos puntos del planeta, con un solo clic. La información instantánea, es uno de los logros de la tecnología, así como el e-mail, que dejó en segundo plano al correo convencional.
Hay algunas cosas que no van a cambiar,como el placer de tocar un libro con nuestras manos,y dejarnos impactar por los personajes que se esconden entre sus páginas, los cuales parecen tomar vida cada vez que lo abrimos. Ningún libro digital supera eso.
Pero además de los avances en tecnología, nuestro mundo a cambiado tanto, que primamos la imagen externa antes que la interna. Es verdad, estamos “flashados” de imágenes en nuestra vida diaria.
Tal es el interés por vernos bien ante el espejo, que aparecieron los “Personal”, trainer, shopper, etc. Quiénes son estos personajes?, bueno, vienen ayudarnos a vernos mejor. Por ejemplo, los “personal shopper”, ayudan a cambiar nuestra imagen, a vestirnos con las nuevas tendencias. Y no está mal, para aquellas personas en las que en su trabajo prima sobre todas las cosas la imagen estética.
Pero que pasa con el resto de los mortales, con los ciudadanos comunes. Todavía contamos con esa prestigiosa capacidad de elegir, de elegir nuestro camino, las amistades,los ideales,y los sentimientos que porta nuestro corazón.
Tratemos de no “despersonalizarnos”y dejar que otros decidan que debemos: decir, hacer, comer, escribir o vestir. Esas son nuestras elecciones. Tu personalidad es importante, cuidala, porque si hay algo que no podemos vestir a la moda es el alma.
Anuncios

2 pensamientos en “Vestir el alma

Los comentarios están cerrados.