"¿Qué ves cuando me ves?"

Muchas veces nos preguntamos: ¿quiénes somos realmente al voltear y husmear detrás de nuestro espejo? ¿Somos aquél reflejo que se dibuja en él? ¿qué imagen tenemos de nosotros mismos y cuál es la que tienen los otros?
La imagen de nuestro ser, no es precisamente el calco o el retrato perfecto, de aquella que se dibuja en la mirada del otro. Puede que coincida en algunos aspectos,pero, seguramente contendrá sus diferencias.
Nuestra vida se desenvuelve en varios ámbitos, tales como el del trabajo y sus relaciones; la flia, los afectos y las amistades;la escuela; la universidad; etc. En cada uno de ellos, se podría decir que nos comportamos de manera diferente,por ejemplo, hablamos con otros códigos en el seno familiar que en el trabajo. Las relaciones que establecemos son diferentes en cada ámbito. Nos dirigimos, o posicionamos con otra actitud frente a nuestro jefe, que delante de los compañeros, dentro del ámbito laboral.
Pero, no tenemos varias personalidades, sino cruzaríamos el límite entre lo normal y lo patológico, con respecto a la salud mental de cada uno.
Nuestra personalidad no varía, o se diría que en esencia siempre somos la misma persona en los diferentes ámbitos de nuestra vida. Lo que cambiamos son: modos, costumbres, actitudes, códigos del lenguaje, etc. Sin embargo, la manera en que resolvemos los problemas o inquietudes, en determinado espacio, nos habla de cómo encaramos los mismos en la vida en general. Utilizaremos la honestidad o la mentira, seremos obstinados o no, dependiendo de nuestra relación con estos conceptos en la esfera de la cotidianidad.
Por tal motivo, quizás deberíamos preguntarle al otro:”¿qué ves cuando me ves?”
Anuncios