Y…hasta Cenicienta perdió su zapato.

Hoy quiero compartir con ustedes un consejo, especialmente con las bloggers =)
A la hora de casarnos, debemos ocuparnos de miles de detalles,como el lugar de la boda, la fiesta, el vestido, etc, etc..Y entre todas esas cosas, debemos elegir que zapatos vamos a ponernos.
Hoy por hoy, en nuestra vida diaria, al menos en mi caso, tratamos siempre de llevar a todas partes un calzado cómodo y “coqueto”. Pero, a veces es difícil lograrlo y abandonar nuestras adoradas zapatillas =)
El caso es que, no todos los días nos casamos, es una ocasión muy especial, y debemos prepararnos muy bien.
Si nuestro vestido va a ser blanco, o de un color claro, conviene usar zapatos en el mismo tono. Es cierto que a veces, el largo del mismo, impide que se vean, pero no por ello a que restarle valor a nuestro calzado.
Por tal razón, los zapatos inevitablemente deben poseer algo de taco. No muy altos,ni finos, más bien término medio,acorde también con nuestra altura. De lo contrario, nos vamos a sentir incómodas, pensemos que en esa noche tan especial, lo único que debemos hacer es disfrutar de ese momento. Nada nos debe molestar de nuestro vestuario. Tenemos que estar impecables, radiantes y cómodas.
De esta forma, no abandonaremos nuestros zapatos durante el festejo de la boda, como ocurre en ocasiones, arriesgando perder algún zapato como le paso a la querida Cenicienta. =)
Anuncios