"De eso no se habla"

No sé si es solo una sensación remota, o un sentimiento profundamente estancado que cada vez nos aprieta y encierra más entre sus paredes. Y me pregunto: ¿Quién nos protege o vela por nosotros? ¿Quién nos cuida, cuando las luces se apagan, y todo se vuelve silencioso y oscuro en nuestras calles?Así nos sentimos, indefensos y atados de pies y manos frente a la inseguridad.Como una palabra que se ha vuelto extrañamente común, cada vez es menos abstracta y lejana. A tomado forma de sombra, acechando y vigilando constantemente nuestro pequeño mundo individual. Tal vez, lo que le pasa a un solo individuo no cuenta, pero multiplicado por miles hace la diferencia. Sin embargo, ¿no sería mejor anticiparse para evitar que como “virus” extraño e invasivo se siga propagando? Pero, cómo vamos a enfrentar un problema y trabajar en sus posibles soluciones, si “de eso no se habla”.
Ilustración: Deviantart
Anuncios