"Y todo a media luz"

Cuántas veces ha llegado a nuestros oídos historias de amor, que surgen en esta inmensa red. Y pensamos si es posible este “amor virtual”.

En principio, el amor que porta nuestros corazones, no es virtual, aquí la primera confusión. Conocemos a alguien de forma “virtual”, que nos abre su alma, y empezamos a descubrir aspectos de su personalidad, que nos atraen, hasta nos comienzan a “enamorar”.
Cierto es, que aquello denominado “amor virtual”, no subsiste sino lo trasladamos a la realidad cotidiana.

Las conversaciones por chat, son atractivas, porque descubrimos a ojos cerrados, facetas del otro. Pero, en algún momento, este atractivo, empieza a opacarse si estos contactos virtuales se prolongan.

El verdadero enamoramiento, empieza fuera de la pantalla, cuando nos mostramos a la luz de la realidad fáctica, con los defectos, errores,y virtudes.Querer alguien implica aceptarlo tal cual es; compartir con él los días y las noches; sentir el calor de sus abrazos; comunicarse con el otro simplemente con nuestra mirada; sorprenderlo y que nos sorprenda.

Ilustraciones: Comfort By Karicoma

Anuncios

Un pensamiento en “"Y todo a media luz"

  1. Susana Vera-Cruz

    Si, exactamente Silvia.Muchas veces la gente crea tremendas fantasìas a travès de una conversaciòn por chat o MSN e inicia una especie de conquista a travès de algo que no te permite, sociabilizarte naturalmente, cara a cara.Por eso muchas veces, cuando al fin se conocen, terminan decepcionados por algo, o simplemente porque la foto que mostraba uno de los dos, no era la real, uff!! que decilusiòn, no?Tal como dices, no se puede mantener algo asì, tendrà que llegar el momento de conocerse, si ambos desean prosperar en una relaciòn de pareja o simplemente de amistad.Claro que de todas formas hay que tener muchìsimo cuidado, pues no sabes con quièn realmente estàs hablando del otro lado y si lo que se dice es verdad.Hay cada caso de terror!!Me gustò mucho tu post querida amiga.Te dejo un montòn de cariñosAgualuna

Los comentarios están cerrados.