"Un paseo por las nubes"

Abrimos de repente, nuestro archivo mental colmado de recuerdos, extraemos un expediente, y leemos su nombre en voz alta:”un paseo por las nubes”.
Recuerdo la primera vez, que me subí a un avión, por un lado estaba llena de ansiedad por experimentar esa “aventura”, pero, por otro, sentía un cosquilleo en el estómago, similar a cuando uno va a rendir un examen.
Primero ingresamos a un micro, sin pagar boleto =), él cual nos acercaría hasta el avión.
Una vez, dentro del mismo, mi ansiedad, hizo que fuera la primera en colocarme el cinturón de seguridad. Abrocharlo resultó fácil, no así desabrocharlo. Percibí, que era demasiado temprano, para tener el cinturón puesto, pero cuando quise sacármelo, encontré algunos inconvenientes. Hasta que una niña, que viajaba también en el avión, con algo más de experiencia, me instruyó de cómo quitármelo.
Sin darme cuenta, el avión comenzó a moverse, adquiriendo paulatinamente mayor velocidad, para finalmente despegar. Fue extraño, sentir como si mis pies ya no tocarán el piso, sino el aire. Hizo un par de balanceos, los cuales no me simpatizaron demasiado, hasta que finalmente se alineó para emprender el viaje.
Me acuerdo de ver, por a través de la ventanilla, las nubes como grandes pompas de algodón colgadas de un delegado hilo, y observar la ciudad, transformada en vestigios entre verdes y amarronados.
Cada vez, que subo a un avión recuerdo aquella primera vez. Son esas impresiones curiosas e inquietantes que marcan dulcemente nuestra alma.

Ilustración:Walking in the air By Dezera

 

Anuncios