Off-line

La risa, el llanto, el enojo…, son sentimientos propios de los seres humanos. Cuando somos niños, nos resulta fácil sacar estas emociones a flor de piel, debido a que no contamos con determinadas barreras, que más tarde aparecerán. A medida que crecemos esa espontaneidad propia de la infancia, se ve reducida. Ya no compartimos nuestros sentimientos con todo el mundo, habrá personas con quien reír, llorar, emocionarse,y compartir los secretos más preciados. La historia personal, la experiencia de vida y las reglas sociales crearán en nosotros filtros emocionales. En la vida adulta,no todo se expondrá a la superficie, aprenderemos que ciertas emociones corresponderán al ámbito privado.
Sin embargo, aun en este ámbito, suele pasar que los afectos, no se encuentren al pie del cañón dispuestos a salir.Sucede, que a veces nos cuesta conectarnos con nuestros sentimientos. Un ejemplo análogo, sería que al golpearnos una rodilla, luego de tropezar con algún objeto pesado en el camino, a la semana sintiéramos el dolor. Lo mismo ocurre con otras dolencias, pero no físicas sino del alma. Pero no solamente huimos al dolor, sino también al amor, y otros sentimientos. No obstante, estos siempre pugnan por salir. No podemos permanecer desconectados de ellos, porque sino nos encontraremos “off-line” de la vida.

Ilustración:Made of glass By *Miss-Deathwish

Anuncios

4 pensamientos en “Off-line

  1. Pablo Bruni

    Es verdad, cuanto nos cuesta muchas veces decirle te quiero a un ser querido. Si el ser humano fuera más demostrativo, sin miedos a que nos miren raro por decir te quiero a la gente amada, éste podría llegar a ser un mundo mejor. Si cada uno viera en su prójimo a un par, no existirían las guerras ni las discriminaciones. Yo opto por demostrar lo que siento, sin reservas. Tal vez así logremos algoSil, te dejo un cariño muy grande.Pablo

  2. Silvia Galíndez

    Hola Pablo, bienvenido nuevamente.Gracias por tu comentario, es cierto lo que decis, a veces a los seres humanos les cuesta expresar los sentimientos en palabras, por miedo a que lo miren de manera extraña. Ello sucede, en especial con nuestros seres queridos.SaludosSil

Los comentarios están cerrados.