"Butterfly Effect"

Hoy no les voy a hablar precisamente de la teoría del caos, sino de la felicidad efímera. Ser feliz “full time” se transforma a veces en casi un “mandato social”, y la tristeza se convierte en un signo de “enfermedad”. En una ecuación aparentemente exacta. Sin embargo, los seres humanos no están compuestos de ecuaciones matemáticas, ya que en nuestra psiquis dos más dos, en ocasiones puede resultar cinco. La pregunta sería: ¿podemos ser felices todo el tiempo? Uno atinaría a responder con un no rotundo. Pero,¿a qué llamamos felicidad? Pareciera tener distintos nombres, no obstante, todos ellos quedan encerrados en una sola palabra:éxito.
Entonces, nos encontramos en una cadena de significantes sin fin, porque ahora podríamos preguntarnos ¿qué es el éxito? Y de nuevo arrojaríamos miles de nombres. El éxito, la felicidad, tienen lugar en nuestras vidas, con distintos apodos, y se vuelven alcanzables o no, de acuerdo a las metas que tengamos por delante. También en razón a los valores que cada individuo aloja en su mente.
Ser feliz o no, es quizás una elección que se nos presenta en determinados momentos, donde podemos evaluar las faltas o las riquezas de nuestro pequeño mundo individual.
Pero en esta búsqueda de la felicidad podemos equivocarnos de camino. Algunas personas en el afán de ser felices de forma inmediata, recurren a píldoras mágicas, que sobrevolando en un mundo irreal, construyen tan solo una felicidad efímera. Y al igual que algunas mariposas, solo dura veinticuatro horas. Sé feliz mirando lo bello de tu alrededor y los tesoros que guarda tu interior.

Ilustración:Nereida By Slaine

Anuncios