Mangeur de passions

Las inquietudes, las aspiraciones, y el deseo en general, a veces, son atrapados o mejor dicho devorados, por el enemigo de toda pasión, la rutina.
Aunque nos resulta extraña su presencia, es sin embargo, una rival creada pieza por pieza por nosotros.
Ella es aliada de la monotonía y el desencanto. Cuando atraviesa nuestra puerta, nos hundimos en sus pantanos quedando sin inspiración, cual poeta frente a una página en blanco.
Recorre nuestra sangre, y la impregna con su tinta opaca.Somos seres destinados a estar en constante búsqueda y movimiento. Cuando dejamos de hacerlo, nos anclamos en la peor estación, el hastío.
Si bien, ciertos hábitos son necesarios para el ritmo diario, debemos ser creativos. El pincel con el cual pintamos las páginas de nuestra vida, debe atestiguar un entramado de colores dispares.

Componer una melodía diferente, a la que subyace como telón de fondo, de la cotidianeidad del transcurrir de nuestro tiempo, no resulta sencillo. Pero siempre podemos agregarle algunos acordes nuevos.

Ilustración: His dirty laundry by xbatsatnightx.

 

Anuncios