La danse de l’imagination

La voz chillona del viento
pareciera murmurar tu nombre
en el medio del silencio,
que deambula agazapado detrás
de los sonidos lejanos de la ciudad.
Mi imaginación se pasea por mis oídos,
haciendo me creer que no es la vieja estación
la que cruje, sino el mar trepándose del acantilado.
Y mis dedos bailan en el teclado
a la par del tic tac de un viejo reloj.
No hay mar sino un río, que duerme tendido
al costado del puerto.
No hay voz , más que la mía,
pronunciando tu nombre.
Pero dicen que todo puede pasar
en una noche de insomnio.

Ilustración: Sleeping Bunny By Oborochann

Anuncios