Neonato

Cuéntame un cuento, a la orilla del río,
cuéntamelo muy despacio,
ni importa cómo lo cuentes,
se oirá como una dulce canción para mis oídos.
Cuéntame un cuento, ni importa si es aburrido,
seguiré tus ojos, como si me narrarás
la más intrépida aventura, que jamás he vivido.
Cuéntame un cuento, una y otra vez,
y me quedaré en tus brazos dormido.

Ilustración:Gimme Five By Le Kwi
Anuncios