La Otra

Sentí que vivía otra vida, que no era la mía.
Que miraba por la ventana, aquella que creía pertenecerme.
Sentía y respiraba ese aire ajeno,
teñido de otros tiempos.
Vibraba por pasiones con sello anónimo,
y me perdía en amores no correspondidos
por desconocidos.
Sentí que vivía otra vida, que no era esta.
Que el jardín que cultivaba no era mío,
que aquellas flores no me pertenecían.
Y que aquel adiós, no era de mi despedida.
No era yo, era otra.

Entonces, me inventé esta, que sí me pertenecía.
Ilustración:One step by Lucem
Anuncios