A primera hora

Adoro los días de primavera anticipada, con un tinte de verano. 
Que por los jardines empiece a asomarse el aroma de los jazmines.
La larga caminata de la mañana, cuando abren el vivero, y veo a todas las plantas bostezar en
plena vereda, que me miran  al pasar, con ojo entrecerrado, como preguntándome que hago yo por esas horas, cuando el sol  recién acaba de apagar su despertador, y apenas extiende un brazo a lo lejos, acariciando el horizonte.
Mientras sigo caminando, la brisa fresca hace que el sueño se haga un bollito, y se acurruque en mi bolsillo, para asomarse al finalizar la jornada.
No soy la misma que vuelve sobre sus pasos por la tarde; el cansancio me interroga y me llena de dudas y no me deja disfrutar del bello retrato de la mañana.
Aun envuelta de sueño, mis musas se encienden, y entre tirones me sumergen en el pijama, y me invitan una vez más a soñar.
Ilustración:Singing in the rain by serhatdemiroglu
Anuncios