Mentiras Piadosas (II)

Hace poquito, publique un post viejo para “Archivo en línea”.Generalmente trato de hacerlo una vez al mes. Pero, me acordé de este post, que me gusto mucho, porque es un lindo recuerdo para compartir en este día.

Solía pensar hace un largo tiempo, sino era decepcionante para los niños enterarse un día que las historias sobre Los Reyes y Papá Noel eran solo fantasías. Como aquella primera mentira que descubrieran en la infancia.
Y tal vez esta generaría en ellos un trauma o una desilusión de la palabra de los adultos.
Pero, un día afloraron por mi mente, quizás los únicos recuerdos impecables y latentes, que tengo de esos personajes de fantasía. Como ayer, tengo memoria, de una noche anterior a un 6 de enero; colocamos nuestros zapatitos junto con mis hermanos, al borde del respaldar de un sillón del living, por encima del mismo, se encontraba una ventana que daba al patio. Pensaba,en ese entonces, cómo los Reyes lograría llegar a mis zapatos con los vidrios de la ventana cerrados. Recuerdo que estábamos a la noche, en el comedor a oscuras mirando la tele, y al escuchar cualquier pequeño sonido proveniente del exterior de la casa,imaginaba que eran los pasos de ellos.Más tarde en la cama, mis oídos siguieron alertas, hasta que finalmente me venció el sueño.
Al llegar la mañana, salté de mi cama, para dirigirme al sillón donde se hallaban nuestros zapatos, y me encontré con los regalos que nos habían dejado en su interior, como se imaginarán eran pequeños obsequios. Pero para uno, eran “grandes” y hermosos regalos. Corrí a la habitación para despertar a mis hermanos y avisarles que Los Reyes habían finalmente llegado =)

Es un recuerdo maravilloso, que nos hace acordar de la ingenuidad, la dulzura, que contiene nuestra alma en la tierna infancia. Rescatar ese recuerdo hizo que se desprendiera de mis labios una sonrisa.
Agradezco por esas fantasías o mentiras piadosas de los adultos, que nos hicieron felices tanto ayer como hoy a la distancia =)

Anuncios