“Pequeños Mundos”

99__Magnifying_Glass____VII_by_salihagirUna vez escribí sobre: “Pensar en grande”, es decir, salir de esa caja individual para extender la mirada más allá de nuestro horizonte. Vivimos en una sociedad dividida y entrecruzada por sus problemas, inquietudes y desaciertos. Dentro de esta, la cotidianiedad en cierta medida se transforma en nuestro enemigo número uno, para poder dejar a un lado lo que creemos como “pensamiento único”, y ver la realidad desde un lugar diferente. Lo aparentemente “obvio” o “normal”, bajo una lupa más ácida, se transforma en un escenario más profundo, donde se debaten intereses políticos, económicos y sociales.
Hoy tuve la oportunidad de ver un video de una conferencia de una antropóloga mexicana, que se refería a esto de que lo “extraordinario” se convierte en “normal”. Entonces, asociamos a la justicia con la impunidad, como dos caras de una misma moneda. Y ello es, para nosotros algo cotidiano. Y pensaba en todos los hechos de la vida que tildamos de esa forma, desde los accidentes de tránsito, la baja calidad educativa, los impedimentos para acceder a una vivienda digna, etc.  La lista sería larga, pero parece como si nos adormecieramos ante un panorama que no es perfecto, y que tiene sus falencias. Sin embargo, se hace “carne bajo nuestra piel”. Personalizamos y categorizamos los problemas, y el enemigo pasa a ser el “otro”, ese que creemos que piensa distinto o no, y que presenta una realidad diversa a la nuestra.
Por ende, nos convertimos en seres individualistas, obstinados, y egocéntricos, apoyados en la fuerte convicción de que nuestro pensamiento es el único tangible.
Abrir nuestra mente, no es un trabajo fácil de realizar, implica como decía esta antropóloga, “una escucha”, solo así es viable una buena comunicación. Entender al otro, significa despojarse de todos esos preconceptos que venimos cultivando en ese pequeño mundo que vivimos y crecemos.

Ilustración: Be careful by antontang

Imagen destacada: 99 Magnifying Glass VII by salihagir

Anuncios