La ecuación perfecta

Se dice que todos somos creativos, pero ¿esto qué quiere decir? La creatividad no se circunscribe solamente a los artistas plásticos o a los músicos. En nuestra vida diaria nos enfrentamos una y otra vez con problemas pequeños o grandes, y ello nos obliga a analizar todos los puntos de vista, y las situaciones posibles que podrían llegar a resolver los mismos, por ende somos creativos. Como una vez dije por este medio, nuestro cerebro funciona de forma diferente en cada uno de nosotros, crea su propio lenguaje.
El término creatividad se usa mucho dentro del campo del diseño gráfico, más cuando hablamos del proceso creativo en sí.
Pero en este aspecto uno siempre escucha muchas voces, y  por ello no hay una visión absoluta, sino varias sobre el rol del diseñador, la creatividad y el proceso que conlleva a ella.
Hace muy poco escuchaba a un diseñador e ilustrador a quien admiro por sus trabajos, y este comentaba que no utilizaba ninguna técnica en particular para sus diseños, es decir, alguna formúla con la cual alguien hubiera tenido éxito anteriormente. Porque para él la formúla la tenía que hallar uno mismo. Y en esto coincido totalmente, no existen ecuaciones mágicas o técnicas exactas para que aparezca ante nosotros la famosa imagen de esa lamparita que nos ilumina o se enciende frente nuestros ojos.
A veces cuando uno quiere aplicar alguna técnica, no hace más que estrujar su cerebro con el objetivo de que encaje perfectamente. Que le haya servido a alguien, no significa que sea la adecuada para nosotros.
El camino lo tenemos que encontrar con nuestros medios. Y quiero detenerme en este punto, porque creo que es un mal de la educación de hoy por hoy.
En el afán de transmitir conocimientos a los alumnos, en ocasiones los docentes transfieren sus pensamientos, modos de percepción subjetivos, y no verdaderas herramientas. Creo que el conocimiento surge precisamente en esa zona intermedia, entre el educador, y quien aprende, que a la vez trae consigo sus saberes previos y sus propias percepciones acerca del mundo.
Este proceso de aprendizaje tal vez conlleva más tiempo, algo inconcebible en una sociedad que camina a pasos agigantados en relación a las invenciones tecnológicas y a la instantaneidad de la información que circula por este mundo virtual.

Sin embargo, seamos un poco idealistas y soñemos con un mañana donde tengamos una educación realmente integradora, que respete las individualidades y dé espacio a la creatividad. Y no este entrecruzada por intereses políticos. Una verdadera educación.

Anuncios