Catharsis

Por qué retorcer mi pensamiento a migajas simplemente por ser opuesto a lo que otros piensan. Qué sentido tiene amoldar los sentimientos, o calibrar las ideas a las de los demás, para sentirnos un poco mejor, más “adaptados”, y menos intolerantes. Pero en esencia seguimos siendo los mismos, gritando de forma silenciosa y desesperada nuestros principios. Congelar un momento para que la claridad se haga presente, y saber que los sueños son esos, vaga espuma en nuestra cabeza, y no alfileres oxidados de esperanzas. Que los malos se hunden en el olvido y que los buenos propulsan por salir. Y al finalizar el día encontrarle el sentido a todo este proceso, cuando una idea positiva barre todas las demás. Entonces, el corazón respira y vuelve latir.

Anuncios