Archivo de la categoría: Actualidad

Deshumanización

Habiendo tantas luchas en el mundo
por cosas pequeñas, solo estoy aquí, luchando por mi vida,
cual frágil llama de una vela
ante un gigantesco huracán.
Apenas un par de pelos me acompañan,
en esta noche fría que no parece terminar.
Habiendo tantas luchas raras en este mundo, 
 solo estoy aquí,luchando contra la intemperie
en mi humilde caja de cartón.
Mi cuerpo pide a gritos comida, y mi alma una acaricia;
habiendo tantas luchas en el mundo,
solo estoy aquí, mendigando una porción de amor,y una cobija tibia.
No hay grandes esperanzas para este diminuto ser, si la piedad no se hace presente;
habiendo tantas luchas en este mundo, solo estoy aquí,
luchando contra la ignorancia y la indiferencia.
Habiendo tantas luchas en este mundo, solo estoy aquí,
luchando contra el desamparo y contra mi peor enemigo…
la deshumanización
Este pequeño poema, esta dedicado a mi perro Tincho,que en alguna oportunidad, he contado por intermedio de este blog, cómo lo encontramos y en qué condiciones estaba ese momento. Hoy puedo decir,que es un perro sano, fiel, cariñoso,o como me gusta llamarlo, un dulce de leche =), pero sobre todas las cosas es uno más de nuestra flia.
El afecto que te devuelven, esos perritos de la calle, que uno adopta, es tan grande, que pensar que alguien puede querer quitarles la vida, realmente nos estremece.
Actualmente en Neuquén, de acuerdo a una resolución tomada por el consejo deliberante, se podría llegar sacrificar a cientos y cientos de perros,como parte de una “medida sanitaria”, debido a dos casos de leptospirosis.
Las justificaciones que se dan,carecen de todo aval científico y de toda lógica. Más bien, parecen responder a un proceso de deshumanización del hombre, que cada vez se aliena más, pretendiendo destruir a quien a ha sido a largo de la historia su amigo más fiel, el perro…

Más información sobre este tema

Ilustración: Mr. Dark by nilgunkara

"Un largo camino a casa"

Hoy por hoy, el sueño de adquirir la casa propia, se hace cada vez más lejano y difícil de concretar.
El elevado precio de las propiedades es desproporcionado con los “accesibles” prestamos bancarios.

Alquilar parece la solución más próxima, para quienes desean independizarse del seno familiar o armar su propia familia.
Hace algunos años, el valor del alquiler aparecía medianamente atinado al del sueldo.
En la actualidad, el alquiler alcanzó el valor del sueldo y este se estancó, viéndose devaluado. Junto a ello, la relación entre el propietario y el inquilino, carece de una normativa que establezca límites claros y precisos, para que este último no sufra “abusos” de parte del primero.
La gran demanda de alquileres vs una oferta reducida, propicia aun más la desprotección que padecen quienes desean alquilar una propiedad.
A esta lista de obstáculos, se le suma: el aprovechamiento desmedido,la desconfianza,el trato adusto,las altas comisiones,las “señas” exuberantes, y la desvalorización de la persona, por parte de ciertas inmobiliarias.
La realidad de los hechos, se traduce en:”un largo camino a casa”, para aquellos que tratan de encontrar una vivienda.

Ilustración: Glitter Graphics

"El mundo del revés"

Paradójicamente alguien en silencio es víctima del frío, del hambre,o de la violencia,en un mundo, donde “seguridad”, “igualdad”,y “derechos”, son palabras exclusivas para pocos. Y en el cual, en lugar de haber un diálogo abierto entre ciudadanos y gobernantes,que implicaría un intercambio entre dos partes, hay un monólogo cerrado. Donde la necesidad adquiere un color gris casi transparente y se confunde entre las personas que debaten, por lo que consideran justo. Pero, en esta “guerra” de palabras cruzadas, hay testigos silenciosos que miran sin entender que sucede, esperando que algún día alguien ceda. De mientras, hay otra lucha que es la de pobres contra pobres. A veces, siento que vivimos en “el mundo del revés”, donde por un lado existen personas que recogen desperdicios de la basura para alimentarse y por otro, hay quienes derraman leche en abundancia porque no pueden hacerla llegar a su destino. No será hora de ponernos de acuerdo? Sino, la propia vaca será quien tomé la leche, que debe arribar a nuestros hogares.

"De eso no se habla"

No sé si es solo una sensación remota, o un sentimiento profundamente estancado que cada vez nos aprieta y encierra más entre sus paredes. Y me pregunto: ¿Quién nos protege o vela por nosotros? ¿Quién nos cuida, cuando las luces se apagan, y todo se vuelve silencioso y oscuro en nuestras calles?Así nos sentimos, indefensos y atados de pies y manos frente a la inseguridad.Como una palabra que se ha vuelto extrañamente común, cada vez es menos abstracta y lejana. A tomado forma de sombra, acechando y vigilando constantemente nuestro pequeño mundo individual. Tal vez, lo que le pasa a un solo individuo no cuenta, pero multiplicado por miles hace la diferencia. Sin embargo, ¿no sería mejor anticiparse para evitar que como “virus” extraño e invasivo se siga propagando? Pero, cómo vamos a enfrentar un problema y trabajar en sus posibles soluciones, si “de eso no se habla”.
Ilustración: Deviantart

"Hay humo en tus ojos"

 

Las imágenes hablan por sí solas.No solo hay humo en nuestros ojos, sino también en nuestros hogares. Parece ser que es el peor día con respecto a este “fenómeno ambiental”. Una de las consecuencias fue la suspensión de las clases,hoy viernes, en los colegios de nuestra ciudad. Creíamos que se iba el humo, pero se espera que recién se disipe para el miércoles que viene.
Uno desde su humilde punto de vista, no entiende mucho del trabajo de los productores del campo, ni de la ganadería, ni de la agricultura, ni de sus inquietudes y problemas.Cierto es, que alguien es responsable de los accidentes en las rutas, de la salud de la población y de las molestias que este hecho genera aquí,en Buenos Aires y otros lugares donde este fenómeno no es novedad, como en la ciudad de Rosario.
Habrá que pensar qué estamos haciendo mal, para que ocurran este tipo de sucesos. Y es mejor que encontremos pronto verdaderas soluciones al respecto. Para que este y otros hechos no vuelvan a ocurrir, ni aquí, ni en ningún lugar del mundo.
Es un poco redundante, porque varias veces escuchamos frases similares a la siguiente, pero hoy creo es válida: Cuidemos el planeta, porque es nuestro único hogar.

Nota: Las imágenes fueron tomadas por un celular en la planta Faplac ( Zárate, prov. de Bs As)

Opinión: Los accidentes de tránsito

“Es una cuestión de actitud”. Parece un Déjà Vu cuando uno ve un accidente de tales características, como él que hoy pude ver a través de los medios televisivos.De nuevo, comenzamos a tirar teorías al aire, de cómo deberíamos enfrentar el problema de los accidentes de tránsito, por cierto, tan frecuentes. Siempre pensamos equivocadamente: “esto no va a volver a ocurrir, porque algo vamos hacer antes”.Y una y otra vez, nos encontramos en la misma situación. No hay que restarle méritos a la educación vial, pero ¿es suficiente?Las normas de tránsito, podría decirse que el conductor experimentado, ya las conoce o debería conocerlas. Pasemos al plano de las sanciones, las vigentes y las vinideras, ¿deberían ser más “duras”? ¿se aplican? ¿tienen algún efecto en el conductor? De pronto, nos encontramos con el dilema, ¿ a quién debemos sancionar, si al conductor de un vehículo o a la empresa para la cual trabaja? Cómo saltear esta roca, al referirnos, a los conductores de los ómnibus que efectúan largos viajes. Las preguntas que nos surgen son: ¿Descansan las horas necesarias? ¿Son prudentes? Al poner sobre el tapete, la entruncada y difícil problemática de los accidentes de tránsito, nos hacemos miles de preguntas, y tenemos la sensación de estar a oscuras a la hora de encarar soluciones pragmáticas y eficaces.Pero, si de algo podemos estar seguros, es que la mayoría de los accidentes ocurre por “una cuestión de actitud”. Hay un trasfondo social y cultural , él cual no deberíamos pasar por alto, y alude a nuestros valores, a cómo cada individuo se maneja dentro de la sociedad. Una vez escuché decir a un profesor , en relación a esta temática, “o uno se adapta a la sociedad en que vive o se enferma”. Él se refería, a que si uno se sube a su auto, sale a la calle, y espera que todos cumplan con las normas de tránsito y actúen coherentemente a la hora conducir, se encontrará en el carril equivocado.

Debemos revisar nuestros valores para que todos estemos del mismo lado. Fundamentalmente, teniendo como base el respeto mutuo.

Imagen mostrada: TN noticias