Archivo de la categoría: Diario de la musa IV

Après la tempête

A veces solamente hace falta el movimiento de una pequeña estrella, para que todo el universo cambie. Adquiera mayor brillo o se opaque.
No siempre el cielo, que se muestra ante nuestros ojos, se encuentra poblado de estrellas, o ángeles guardianes.
De vez en cuando, pareciera ser que un ángel se pierde en el camino, y queda varado en medio de la tormenta, con una sola ala, volviéndose humano.

Ilustración: Heavy things won’t fly by ‘girltripped

Vol de nuit

Alejarse..leer otras historias.., biografías, autodefiniciones que circulan por allí.
Para volver a esta, la de uno, la propia, la que se escribe línea a línea todos los días, desde un lugar diferente.
Porque nunca miramos nuestra realidad con los mismos ojos. Y empezar trazar pequeños bocetos de nuestro ser.
A veces es bueno alejarse, para entenderlo todo, o casi todo, o simplemente verlo desde otro cristal, más nítido.
Para extender las alas sin miedo, sabiendo que este es nuestro espacio, para volar, para ser libres…Ilustración: Red Philosophy of Freedom By KatjaFaith

La vida, ese escenario

Cuando uno vuelve hacia atrás se encuentra con sus pisadas,
vestidas de polvo y vejez temprana.
Apenas húmedas, casi intocables,con cierto sabor a olvido.
Hoy también podemos encontrar nuestras pisadas, en caminos que apenas hemos comenzado a transitar.
Será que ya estuvimos allí, sobre este mismo escenario que es la vida, pero con un rol diferente, y otros actores.

Ilustración: Stolen By Instantvoodo

Ala con ala

“Nada está perdido, si se tiene el valor de proclamar que todo está perdido, y hay que empezar de nuevo…”
Julio Cortázar (1914-1984)

A veces intentamos llegar a una estrella, solo con nuestras pequeñas alas, y por ello, fracasamos.
Pero solo cuando nos unimos, ala con ala,
logramos tocar el cielo.

Ilustración: Reaching For The Stars By Kaotickell

Un pas en avant

Anticiparnos al futuro,
como si este fuese una gran pintura,
que lleva nuestras marcas, y trazos.
La cual nos invita a soñar cada vez
que nos sentamos frente a ella
a contemplarla.
Alimenta nuestra paleta de motivaciones
y ansiedades.
Aquella pintura que hoy se presenta
ante nuestros ojos, nunca será
igual cuando se transformé en una
pieza auténtica de
la realidad.
Sin embargo, entre pincelada y pincelada
nos llena de esperanzas.Ilustración:Diary By KhaoticStorM