Archivo de la categoría: My Notes

Off-line

La risa, el llanto, el enojo…, son sentimientos propios de los seres humanos. Cuando somos niños, nos resulta fácil sacar estas emociones a flor de piel, debido a que no contamos con determinadas barreras, que más tarde aparecerán. A medida que crecemos esa espontaneidad propia de la infancia, se ve reducida. Ya no compartimos nuestros sentimientos con todo el mundo, habrá personas con quien reír, llorar, emocionarse,y compartir los secretos más preciados. La historia personal, la experiencia de vida y las reglas sociales crearán en nosotros filtros emocionales. En la vida adulta,no todo se expondrá a la superficie, aprenderemos que ciertas emociones corresponderán al ámbito privado.
Sin embargo, aun en este ámbito, suele pasar que los afectos, no se encuentren al pie del cañón dispuestos a salir.Sucede, que a veces nos cuesta conectarnos con nuestros sentimientos. Un ejemplo análogo, sería que al golpearnos una rodilla, luego de tropezar con algún objeto pesado en el camino, a la semana sintiéramos el dolor. Lo mismo ocurre con otras dolencias, pero no físicas sino del alma. Pero no solamente huimos al dolor, sino también al amor, y otros sentimientos. No obstante, estos siempre pugnan por salir. No podemos permanecer desconectados de ellos, porque sino nos encontraremos “off-line” de la vida.

Ilustración:Made of glass By *Miss-Deathwish

Anuncios

"Como pez en el agua"

Sentirnos cómodos con las actividades habituales que impregnan nuestra rutina diaria, no siempre resulta sencillo. En ciertas ocasiones, el trabajo que poseemos no es el indicado para nosotros.
Encontrar la horma de nuestro zapato, probablemente implique recorrer varios senderos antes de hallar eso que algunos llaman: vocación. No obstante, siempre debemos buscar aquello que nos dé satisfacción, donde podamos desplegar, con completa libertad nuestras capacidades y atributos personales. A veces, nos preguntamos:¿Para qué somos “buenos”? y buscamos una respuesta en el afuera. Pero si bien la mirada externa nos va dar mucha información acerca de ello, no será suficiente para contestar de manera integra tal pregunta. Deberemos realizar un trabajo introspectivo buceando en el interior de nuestro ser, para saber donde abrir con plenitud nuestras alas. Solo de esa manera podremos sentirnos como dice la frase: “como pez en el agua”.

Ilustración: Aquatic by aniferlu

La vida en blanco y negro

El escenario de la vida se nos presenta como un gran tablero de ajedrez, donde se debate el amor vs el odio, la guerra vs la paz, etc. Cada pieza que movamos va a desencadenar nuevas acciones en los otros y en nosotros mismos. Pareciera un juego de estrategias, donde sobrevivirá no el más fuerte, sino el más hábil. Claro que el ajedrez es un juego reglado por normas precisas. Pero en la vida las reglas se vuelven a reordenar una y otra vez. Aquello que hoy nos parece injusto, mañana tal vez, sea visto con un matiz diferente.Cuántas veces dijimos: “esto no es posible”. Pero, no es posible de acuerdo o en referencia a qué? Cuáles son nuestros parámetros para medir lo posible, lo injusto, lo evitable…? El mundo no se mueve de acuerdo a nuestro imaginario de cómo debería funcionar, sino a sus propias reglas. Lo evitable, muchos veces se transforma, desgraciamente,en inevitable, el hambre, la pobreza, el desamparo…Nadie debería morir de frío en la calle, sin embargo, sucede más a menudo de lo que uno podría pensar. Como dije anteriormente, las reglas de la vida, se vuelven a reordenar continuamente, quizás dependa de nuestras acciones como “actores sociales”, poder transformar aquello que hoy es inevitable o imposible de solucionar.

Ilustración:Black and White by Kiraan

"Confianza Ciega"

Uno de los temas más controvertidos en las conversaciones de café, es la infidelidad. Siempre que aparece, en una charla, surgen los interrogantes: ¿se puede perdonar?,¿es bueno saberlo?, ¿se es infiel porque hay algo que falta o falla en la pareja?, ¿es más infiel el hombre o la mujer?, ¿somos infieles por naturaleza?,etc. Sí, son demasiadas cuestiones que giran alrededor de la infidelidad. No es mi intención dar una respuesta a todas ellas; sino arrojar un poco de luz en relación al eterno debate fidelidad vs infidelidad. Como alguna vez escribí en este espacio, el hombre cuando accede a la cultura dentro de la cual nace, se domestica. Domesticamos nuestros instintos, esto quiere decir, que no andamos por la vida, sometidos a las leyes del deseo, las pasiones y los impulsos. Debemos respetar ciertas normas sociales,y costumbres para sobrevivir dentro de la sociedad. Imponemos al deseo, la razón para dirigir nuestro rumbo existencial.Claro que disfrutamos de la pasión enfocada en la persona que amamos. Pero, podemos dirigir nuestro deseo y de esa forma lograr ser fiel? Existe un eje principal, por donde debe atravesar la fidelidad,dentro de la pareja, que es el compromiso con el otro, necesitamos comprometernos con la persona que tenemos al lado, para poder entregarnos plenamente y no hacerlo a medias. El compromiso no es algo dado naturalmente o que se halla en algún gen, sino en los sentimientos que lo despiertan, entre ellos el amor por el ser amado, el deseo de proteger, querer y respetar al otro. A partir de esa instancia, podemos construir algo juntos, e imaginarnos un proyecto en común y compartido.No será fácil, tendremos que saltear varios obstáculos, pero lo lograremos si ese amor y compromiso es recíproco.Ilustración: Be Careful By NoDate

Despertar el saber


“Espere unos minutos su información está siendo procesada”.
A lo largo de la vida recibimos un caudal de información proveniente de diferentes emisarios, entre ellos los relacionados con la educación. Pero, toda esa información es asimilada y procesada, al mismo tiempo? Una vez escuché a un profesor decir, que el conocimiento debía “madurar” en uno. ¿A qué se refería al hablar de la maduración del conocimiento? Comenzamos a hilar posibles respuestas a tal pregunta, y la mejor fuente, es nuestra propia experiencia. Cierto es  que la información que llega a nuestra mente, como diríamos vulgarmente, no ingresa por un oído y sale por el otro, de alguna manera, tenemos una enorme base de datos sobre ella. Esta no es utilizada, o procesada en su totalidad, permanece silenciosamente hasta encontrar una posibilidad viable para su uso, o que le otorguemos un significado. Podríamos decir  que quien le plasma un sentido a esa información latente, es otra más actualizada o relacionada con la misma. Pero quizás haya otro, en este proceso como nuestra propia maduración en términos evolutivos. Entonces, aprendizaje y maduración guardarían algún tipo de relación? Nuestro poder de síntesis y organización pareciera ser mayor  en la adultez que en la adolescencia. Ello incide a la hora de incorporar y asimilar contenidos durante nuestra estancia en el sistema educativo. Recuerdo lo tedioso que nos resultaba estudiar Historia en ese período de nuestras vidas. Tal vez precisamente porque nos encontrábamos tratando de organizar la propia historia personal, de ubicarnos en espacio y tiempo, en esa eterna disyuntiva de saber que uno ya no es un niño pero tampoco un adulto, entonces quién soy? dónde me ubico? Por tales interrogantes, entender la importancia de la Historia, que nos invita a resignificar el presente, y a proyectar el futuro, no sea fácil de asimilar como adolescente, en pleno proceso de reorganización psíquica. No podemos armar un rompecabezas ajeno sin antes haber armado nuestro propio rompecabezas con las piezas que nos provee la vida. Pero los tiempos en el terreno de la maduración no son tan precisos como las agujas de un reloj. El proceso se lleva a cabo de forma diferente en cada persona. No es en vano, toda la información educativa que recibimos, de alguna manera es guardada, lo cual no quiere decir que sea asimilada en su totalidad. Habrá que esperar a que despierte, o sea procesada con el tiempo dentro de la mente de cada individuo.Ilustración: Bookman By NoDate

La "Dolly" del barrio

El otro día, caminando con mi esposo, nos sorprendió encontrar en una vereda, atada como si fuera un perrito, una oveja, sí, nada menos no? =) La pobre estaba excavando la tierra con sus patitas delanteras, en busca de alimento. Al acercarnos, le pregunté a mi esposo si las ovejas muerden?, no había estado tan cerca de una en mi vida. Él me respondió, que no tenía mucha idea, sin embargo, no iba a intentar aproximarse más. Tuve un poco de desconfianza, pero, mm…no pude con mi genio, tenía que acariciarle su cabeza lanuda. Ella levantó la misma, me miró con sus ojazos marrones,y prosiguió con su tarea. Luego, que nos retiramos del lugar, para continuar nuestra caminata, mi esposo, me dijo en tono gracioso, que no me extrañara si para fin de año, no encontraba la oveja en el mismo sitio,y yo le miré con cara de perro batata.
Es imposible no tener la imagen mental de un cordero patagónico al asador,o el dibujo de la cadena alimenticia, que había visto tantas veces, en los libros de biología. Me pregunté cómo uno llega a transformarse en vegetariano? En otros tiempos, el hombre supo subsistir, alimentándose de la caza y la pesca. Claro, que ese entonces, no practicaba el sedentarismo. Actualmente, el ser humano, puede disponer de algo llamado Delivery, o el supermercado, no hace falta que recorra kilómetros y kilómetros en busca de su alimento. Pero, volviendo a mi pregunta, creo que la respuesta esta en la humanización. Si, en la medida, que de repente trasladamos o proyectamos sentimientos humanos, hacia los animales. A veces, es inevitable, no creo ser el tipo de persona que podría criar animales, para luego transformarlos en alimento. Si adoptará una oveja, es probable que la humanice sentándola en el sillón a ver la novela de la tarde =). A las personas vegetarianas, seguramente, le suceda algo así. Haber presenciado, en alguna oportunidad, el sacrificio o el maltrato de animales, que luego, terminarán dentro de la cadena alimenticia, objeto de nuestra cena, puede generar repulsión o rechazo, en algunas personas. Saber lo que espera la naturaleza de nosotros, es un misterio, pero seguramente, le debemos respeto.Ilustración: Sheeps

Inolvidable

En algún momento de nuestras vidas, no hemos negado a sacarnos una foto, porque no nos sentíamos “preparados”, falta de peinado y maquillaje, tal vez? =) Bueno, no siempre nos vemos bien frente al espejo, suele suceder que hay días que nos queremos un poquito más y otro menos. Pero, nuestro fastidio por la cámara fotográfica, tiene nombre y apellido, y se denomina: “foto carnet”, si hay algo preocupante, es el hecho que para algún trámite nos soliciten, una foto de ese tipo. Cuando te encuentras a mitad de camino, acomodándote en el asiento, para que te saquen la foto, te dice el fotógrafo: listo! Y..ahí está..tu imagen plasmada en esa minúscula foto de 4×4. Sin embargo, no todo es gris en el terreno de la fotografía. Una imagen, suele transmitir más que mil palabras. La intrépida pequeña cámara, capta momentos importantes e inolvidables de nuestras vidas, que permanecen congelados en el recuerdo, a través de una fotografía. Esta última,nos habla de cada lugar, o personaje que conocimos en el camino. El tiempo parece detenerse en la imagen. Y en ocasiones, el lente da la impresión de dibujar nuestra alma. Pero, no llevamos una cámara todo el tiempo en el bolsillo. Hay ciertas imágenes e instantes, que escapan del lente, y quisiéramos hacerlos perdurar. Para ello, tenemos el cofre mágico de nuestra memoria, quizás esta guarde, las imágenes, aromas y sabores más inolvidables, que ninguna fotografía podría reproducir.
Ilustración: Photohead By Cabin Pressure